Samsung o iPhone

Samsung o iPhone

¿Samsung o iPhone?

¿Samsung o iPhone? Es cierto que a veces estamos en ese dilema de definir o cambiarnos de marca en materia de smartphone. Por eso, en esta publicación de opinión te ayudaremos a definirte.

Cuando hablamos de Samsung o iPhone, generalmente nos referimos a su software, es decir, a su sistema operativo. En éste caso hablamos de Android y de iOS, respectivamente. Esta es la parte con la que más interactuamos.

samsung o iphone

 

Consideraciones para seleccionar una marca


En este orden de ideas, debemos saber que su software define los siguientes aspectos:

 

  • Apariencia: Su aspecto y estética
  • Experiencia de usuario: Que sea ágil, intuitivo, fluido, que no requiera de una alta curva de aprendizaje.
  • Seguridad informática: Garantía de que la información que procesemos y almacenemos en estos cacharros, no será robada, alterada o interceptada por terceros no autorizados.
  • Funcionalidad: Que funcione para lo que fue hecho.
  • Utilidad: Debe aportar un valor práctico en nuestra vida cotidiana.
  • Durabilidad: Que nos puedan acompañar por más de cinco años. Aunque en la práctica es poco probable, en algunos países es normal que un smartphone cambie de dueño en el transcurso de un quinquenio.

 

En Seguridad Informática el iOS tiene más ventaja. Precisamente, debido a su famoso hermetismo, los productos Apple son difíciles de vulnerar. Por ejemplo, si se nos pierde o nos hurtan el iPhone, podemos estar tranquilos de que no tendrán acceso a nuestra información.

Al que se lo encuentre, o al que lo haya hurtado, no se le servirá para nada. Ni el FBI podía desbloquear el iPhone del terrorista de San Bernardino. Eso sí, siempre y cuando el dispositivo tenga activado el bloqueo con código o huella. Al Samsung tampoco podrán tener acceso a nuestra información (la de la memoria interna). Sin embargo, con un hard reset podrán volver a usarlo desde cero.

Puede saber más sobre el iPhone del tiroteo de San Bernardino, aquí

 

Aspectos sociales


Vaya! que difícil decisión, pues tanto Android como iPhone cumplen con estos cinco aspectos. Sin embargo, factores sociales tales como la profesión, la personalidad y el estatus de quien sea el propietario, también son puntos influyentes en esta decisión. Veamos:

 

  • Profesión: Dependiendo de la carrera profesional o del cargo empresarial, una persona puede inclinarse por éste o aquel sistema operativo. Por ejemplo, si hablamos de un ingeniero de campo, lo más seguro es que se incline por Android, porque puede conseguir más Apps gratuitas  para la gestión de su profesión. En cambio, con el iOS no, o si la encuentra será de pago.

 

  • Personalidad: Una persona con espíritu de libertad sabe que hacerse a un iPhone, es prácticamente encadenarse a esa marca. Debido a su poca compatibilidad con otras marcas, todo lo de Apple está diseñado para funcionar bajo la misma manzana. Por ejemplo, si comenzamos a consumir material musical de pago en el iTunes, el camino de salida será difícil para un mortal común y corriente. En cambio, debido a que Android es la plataforma universal de las demás fabricantes, es fácil para nosotros pasarnos de marca, con toda nuestra información incluida.

 

  • Estatus: Este punto también es influyente en esta decisión, puesto que la marca de la manzana es sinónimo de elitismo y estatus. Por eso, la alta alcurnia generalmente se hace a un costoso smartphone tipo iPhone, así sea que solo lo use para enviar y recibir llamadas (aah ojo! a los de Apple no les gusta que le digan smartphone a su iPhone). En resumidas cuentas, eso es un iPhone: un elemento de lujo y esnobismo. De todas formas están en todo su derecho, es como su reloj Cartier o Rolex de USD$16.000 que solo usan para ver la hora.

 

Más comparaciones, aquí

 

samsung o iphone

 

Entonces, Samsung o iPhone?


En países en vías de desarrollo, como Colombia, la cobertura de los operadores de telefonía móvil a veces es algo deficiente. Es por eso que en estos casos, definir al iPhone como apoyo tecnológico no es la mejor decisión. Esto, debido a que la calidad de su antena interna es deficiente con relación al resto de los smartphones tipo Samsung.

Por ejemplo, en zonas rurales el correo electrónico en un iPhone se bloquea demasiado, y la calidad de su recepción y envío de llamadas es deficiente. Llegamos hasta el punto en que el usuario termina culpando al operador. Pero en realidad el problema es de parte y parte.

Eso, sin mencionar las controvertidas prácticas de obsolescencia programada que Apple suele configurar en sus equipos.

 

Ver más sobre Obsolescencia Programada, aquí

 

Conclusión


La elección entre estos dos equipos dependerá de los aspectos sociales que acabamos de ver. Incluso alguien podría tener de los dos: al Samsung como apoyo profesional y al iPhone como alhaja de ostentación.

 

Recomendaciones para comprar un celular de segunda mano, aquí

 

 

 

Comparte esto en
Publicado en Tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *