Habilitar NTFS en Raspberry

Configurar y conectar un disco duro externo en la Raspberry Pi 3 habilitada con NTFS

Que gran versatilidad la de la placa Raspberry Pi, las posibilidades de implementar una solución tecnológica con este dispositivo son casi infinitas. La imaginación es el límite. En esta ocasión les mostraré el procedimiento para configurar y conectar un disco duro externo en la Raspberry Pi 3, y habilitada con NTFS.

Si fuéramos a trabajar con un disco rígido netamente en GNU/Linux, bastaría con formatearlo con el sistema de fichero ext4, o similar. Pero como lo más seguro es que también interactúe en un ambiente Windows con restricciones, lo formatearémos con NTFS.

¿Por qué NTFS y no con un FAT32?… Por que con NTFS podemos almacenar archivos mayores a 4 GB, con FAT32 no, y eso nos quita versatilidad.

 

Instalar el soporte para NTFS en la Raspberry Pi 3


Bien, vamos a la línea de comandos para que instalemos el paquete ntfs-config, así:

_$  sudo apt-get install ntfs-config

Después, vamos al Menú -> Preferencias -> Herramienta de Configuración NTFS, y activamos el soporte de escritura:

Conexión de un disco duro para Raspberry

Ruta de la herramienta

También podemos abrir la herramienta con el siguiente comando:

_$ sudo ntfs-config

Conexión de un disco duro para Raspberry

Instalación


En este caso, para configurar y conectar un disco duro externo en la Raspberry Pi debemos valernos de un convertidor IDE/SATA to USB.

Si el disco es SATA, fácil.

Si el disco es IDE, debemos configurarle sus jumpers para que trabaje como Master, y listo.

Conexión de un disco duro para Raspberry

A la izquierda el convertidor IDE/SATA to USB. A la derecha un disco duro antiguo tipo IDE de 80 GB.

Conexión de un disco duro para Raspberry

Disco duro externo conectado a la Raspberry Pi 3

Conexión de un disco duro para Raspberry

Como podemos observa, se trata de un disco duro de un viejo PC que funcionaba con Windows XP

Ahora bien, como se trata de un disco duro antiguo con Microsoft Windows XP y queremos eliminarlo de ahí, podríamos borrar y ya, o usar GParted para formatear.

Instalamos GParted:

_$ sudo apt install gparted

Lo abrimos, seleccionamos el disco externo y formateamos (el disco debe estar desmontado):

GParted para particionar, redimencionar y formatear medios de almacenamiento

En este caso, cada vez que yo desmonto una partición de dicho disco para formatearlo, se produce ese nostálgico ruido de la chochez informática, escúchalo:

Tiempos aquellos… en fín, eso es todo!

 

Puedes ver cómo instalar una pantalla Adafruit en la Raspberry Pi, aquí

 

 

Comparte esto en
Publicado en Tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *